Nosotros

NOSOTROS

Nuestra Historia

Está ubicada es la casa de los abuelos, es decir, el lugar donde crecimos y hemos vivido los mejores momentos llenos de amor, ternura y compresión.

La abuela, impulsora principal de este proyecto dejó su casa ya que era muy grande para que viviera sola y apoyó la idea de convertirla en un lugar de bienestar y felicidad. Justo en ese instante a Iveth le diagnosticaron cáncer de seno, una enfermedad que asusta pero que a la vez brinda posibilidades desconocidas e inexploradas de vida para hacer lo que a uno le apasiona, dejando atrás la vida de estrés. 

A esa idea se une Catalina, quien creyó en el proyecto y ha aportado su gran capacidad de trabajo, creación, orden y sobretodo su excelente cocina. Fue el momento perfecto para dedicarse a construir un centro de actividades destinadas a compartir momentos sanando el cuerpo y el alma.

Te ofrecemos un espacio diferente, cálido y funcional para poder celebrar una reunión como se merece. Nuestro espacio se destaca porque ofrece la posibilidad de adaptarlo a todo tipo de gustos.